Author

G_lfa

Tú también puedes escribir aquí, tenemos las páginas abiertas, queremos ver qué es lo que haces y cómo lo haces. Envía tu texto/imagen a revistagolfa@gmail.com

Leon Negro,

Blade Runner por Diego Martínez

Dentro de la categoría de Ciencia ficción nos encontramos con tópicos que buscan batir ese punto filosófico y social del ser humano que profetice su futuro inevitablemente llevándolo a una utopía o desencadene el final de la raza humana. El film precursor y de culto que nos adentra a este nuevo rostro de la vida futura siendo una de las

Inventario,

Bolsa de Aire por Karenina Cano

Honestamente, no sé qué juicio tendría aquel que redactó esas instrucciones. Las palabras “lesiones”  “asesinar”, aun cuando se menciona como una posibilidad que te obliga a acatar las condiciones de uso, no puede convencerte de que algo es seguro. No, de ninguna manera confiaría en  este sistema. Si de algo estoy seguro es que no había pasado más de una

Gabriela Cano,

Shiv’ah por Gabriela Cano

Cuando era niña moría por aprender a cocinar. No cómo los reality shows de ahora sino cosas sencillas: un licuado de plátano con chocolate y sopa de fideos. En mi imaginación, la estufa era una señora con la que uno iba a platicar mientras preparaba los alimentos y dependiendo de qué tan bueno estaba el chisme así quedaba la comida.

Inventario,

Cenizas por Jorge Travis

Era de noche cuando el hombre llegó a casa, llamó a la joven y no obtuvo respuesta. Dejó la botella en la mesita de centro. Estaba por llamarla por tercera vez cuando escuchó el agua que salía del grifo del baño. Apresurado abrió la puerta y vio a la joven dentro de la bañera, el agua estaba teñida de sangre.

Inventario,

Un polvo con el demonio por Carlos R.

Dicen que el número del demonio Es el 666 Pero no Yo estoy seguro que es el 333 Tres y treinta y tres de la madrugada El demonio llego a mí Vestido de niña llorando ‘Mi nombre es Vanessa y quiero morirme’ Me dijo el muy pendejo Yo me hice el cojudo ¿Por qué lloras Vanessa? El no dejaba de

Inventario,

IV. Fist por Luz Atenas Méndez Mendoza

A duras penas podía recordar las tardes en el jardín trasero de la casa de sus padres; había crecido en el Prenzlauer Berg, un barrio al norte de Berlín, y asisitió a clases de kung fu en la calle Dunckerstraße desde pequeño. Aprovechó la única oportunidad que la vida le dio para salir del país y buscar nuevos horizontes, siguiendo

Underground Efímero,

Lo que queríamos ser por Mari Pineda

  Cuesta llegar a imaginar que no somos la mitad de lo que queríamos ser. Las decisiones que tomamos o no fueron lo que nos llevaron aquí, lo que no queríamos ser o lo que nuestros padres y allegados no querían que fuéramos. Supongo que un día te despiertas y te das cuenta de que habías defraudado a tu “yo

Canino,

No eres tus ideas por Mariana López

Expose yourself to ups and downs. Incrementa las probabilidades, es tu mejor apuesta. Disfruta el rechazo, equivócate y sigue. Lo seguro no existe; el trabajo de tus padres, los beneficios laborales y de salud. No hablemos de educación. Lo seguro nunca existió, fue una ilusión de otras generaciones en donde el mundo iba un poco más lento, un poco mejor.

Curso de Belleza, Amor y Sexo,

Lección 8 por Justes

0. Probablemente “La Dorotea” sea una de las obras de Lope de vega menos frecuentada, comparado con sus poemas cortos y con sus obras de teatro. Y, sin embargo, sus cuatro primeros versos son probablemente de los más conocidos de su autor. “A mis soledades voy, / de mis soledades vengo, / porque para andar conmigo / me bastan los

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies